Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

Más de 200 personas mueren al año intoxicados por monóxido de carbono

Según datos del Ministerio de Salud, en 2017 más de 200 personas murieron a causa de intoxicación por monóxido de carbono. La cifra no parece mejorar en 2018: todavía no comenzó el invierno y ya se confirmaron 63 casos de intoxicación.

La intoxicación por gas o por monóxido -que es totalmente prevenible– produce una falta de oxigenación en todos los tejidos que tiene distintos síntomas, entre ellos, náuseas, vómitos y dolor de cabeza, hasta llegar a la pérdida de conocimiento, convulsiones y, finalmente, la muerte.

Por eso, es sumamente importante seguir concientizando sobre este peligro, difundiendo cuáles son las medidas necesarias para evitar este tipo de accidentes:

  • No usar artefactos que no sean de tiro balanceado en dormitorios y baños.
  • Aunque las intoxicaciones pueden producirse cuando estamos despiertos, al estar dormidos es más peligroso ya que no nos damos cuenta de los primeros síntomas de intoxicación. Por eso, se recomienda no dormir con estufas encendidas, a menos que sean de tiro balanceado.
  • Hacer una revisión de los artefactos por un gasista matriculado al menos una vez al año.
  • Chequear que la llama sea siempre color azul.
  • Mantener los ambientes ventilados. Dejar al menos 10 centímetros entreabierta la ventana y corroborar que las rejillas de ventilación no estén obstruidas.
  • No instalar calefones en baños, cocinas y ambientes cerrados o mal ventilados.
  • Evitar el uso de braseros o estufas a querosén.
  • Nunca usar hornallas y/o el horno para calefaccionar.
  • Al encender el automóvil verificar que el garaje esté ventilado.
  • Cuando se usan grupos electrógenos, deben colocarse al aire libre.