Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

Las emergencias químicas no avisan

La preparación para enfrentar un incidente químico resulta extremadamente importante. En nuestro país, por diversas circunstancias, es muy poco probable que exista un evento con armas químicas. Sin embargo, hay miles de toneladas de productos químicos que se transportan por los miles de kilómetros de rutas, entre ellos, los fitosanitarios que abastecen las grandes extensiones de producción agrícola.

Los derrames, por lo tanto, son una posibilidad y pueden afectar la salud de las personas y de quienes respondan ante un incidente de manera similar a la de algunas armas químicas, como por ejemplo, organofosforados y carbamatos.

Por este motivo, ante situaciones como las de los ataques químicos en Siria, si contamos con “Protocolos Básicos de Actuación”,  podemos responder en la escena previniendo muchos casos de intoxicación.

Entonces, ante un evento desconocido, recuerde y aplique los siguientes tips:

  • Viento en la espalda mirando a la emergencia.
  • Protección respiratoria autónoma de presión positiva
  • Todo el equipo íntegramente cerrado (si es el estructural después se descontamina en otro lugar)
  • Línea de descontaminación (devanadera, línea de 25 mm o de 38 mm. en muy baja presión), verificando para qué lado escurren las aguas de lavado, o sea, que NO se le vengan encima.
  • Realice el triage en la escena.
  • Retire rápidamente a las víctimas. Cuánto más se demore, menores serán las chances de sobrevida.
  • Retire todas las prendas del afectado.
  • Descontamine
  • No brinde soporte ventilatorio boca a boca. Utilice mascarilla con válvula unidireccional o ambú. Si tiene tubo con oxígeno, suministre oxígeno en alto caudal (12 lt/minuto).
  • Identifique a todos los respondientes para darles seguimiento a posteriori.
  • Prepare una solución con 0,5 % de hipoclorito de sodio y lave bien las botas de goma y los guantes.
  • Todo el equipo utilizado, se transporta de regreso fuera del habitáculo del personal, en el interior de las cajoneras.
  • De regreso en el cuartel y, con equipos de protección, continúe con el lavado adecuado.

Tenga en cuenta que este procedimiento extremadamente básico, lo puede realizar usted mismo con sus recursos, aunque le parezcan limitados.

Este es nuestro pequeño aporte, para la seguridad de los respondientes.

Daniel Méndez

Ingeniero en Seguridad Ambiental

Responsable técnico en HAZMAT ARGENTINA