Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

Hantavirus: qué es y cómo prevenirlo

¿Qué son los hantavirus?

Son un grupo de virus que se encuentran en ciertas especies de roedores que lo eliminan a través de la orina, excremento y saliva. Algunos hantavirus pueden causar una enfermedad poco común pero grave llamada síndrome pulmonar por hantavirus.

¿Qué animales pueden transmitir el hantavirus a las personas?

Algunos tipos roedores, principalmente ratones colilargos.

Los perros, gatos y los mosquitos NO transmiten el hantavirus a las personas.

¿Cómo se transmite?

  • Por inhalación: es la vía más frecuente: al respirar aire contaminado por el virus que eliminó el roedor en lugares abiertos o cerrados: huertas, pastizales, galpones (lugares sin ventilación por largos períodos).
  • Por contacto directo: al tocar roedores infectados vivos o muertos, sus heces u orina.
  • Por mordedura: al ser mordido por un roedor infectado.
  • Entre personas: por contacto estrecho con otra persona que está enferma al momento de iniciar el cuadro febril o 48 hs. antes de la aparición de los síntomas. Cabe aclarar que este tipo de trasmisión solo se registró en la región sur de Argentina (hasta el momento no se conocen casos de contagio entre personas en otros lugares del país).

¿Quiénes están más expuestos?

  • Es más frecuente en hombres jóvenes, vinculado a la ocupación que desarrollan.
  • La población que habita en zonas rurales suele ser la más afectada.
  • El contagio puede darse mientras se desarrollan actividades recreativas, laborales o en lugares cerrados (galpones sin ventilación por largos periodos).
  • Es más frecuente en primavera, verano y otoño, con un claro receso invernal.

¿Cuáles son los síntomas de Hantavirus?

Los primeros síntomas de la enfermedad son similares a los de una gripe.

  • Fiebre mayor a 38º
  • Dolores musculares
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Malestar general
  • Síntomas gastrointestinales (diarreas, náuseas, vómitos, dolor abdominal).

Estos síntomas suelen durar varios días, luego de los cuales las personas pueden comenzar con dificultad para respirar.
Ante estos síntomas, consultá al Centro de Salud más cercano a tu domicilio.

¿Como se puede prevenir?

No existen vacunas que prevengan el hantavirus ni tratamientos que lo curen.
El diagnóstico temprano de los casos es importante porque permite mejorar las posibilidades de sobrevida, a través de la aplicación de medidas de apoyo.

¿Cómo se puede disminuir el riesgo de enfermar?

  • Mantené los patios y terrenos limpios y ordenados.
  • Mantené corto el pasto de la vivienda y alrededores.
  • Depositá la basura en bolsas y contenedores con tapa. Evitar zonas de acumulación de basura.
  • Eliminá los elementos en desuso, que puedan servir como refugio para roedores.
  • Acostá a los niños con cara, manos y ropa limpia.
  • Mantené protegidas las fuentes de agua. Si no es potable siempre utilizarla hervida.
  • Guardá todo alimento, incluidos los de animales domésticos, en recipientes de plástico grueso, vidrio o lata con tapa hermética, a más 50 cm del suelo.
  • Limpía la casa regularmente con agua y lavandina.
  • Tapá los orificios en puertas, paredes y cañerías o lugares por donde puedan ingresar roedores.

Los roedores se alimentan de: restos de comida, granos, excrementos de mascotas, basura en general.
¡Por esto es importante mantener la higiene en el hogar!

Si encontrás un roedor vivo: utilizá venenos o tramperas para roedores. No intestes golpearlo o matarlo.

Fuente: Equipo de Epidemiología de la Dirección de Salud y Educación Ambiental de ACUMAR