Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

Contaminación del aire: 6 motivos por los cuales debemos actuar cuanto antes

Hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente y, como todos los años, constituye una oportunidad para concientizar sobre algún asunto ambiental. En 2019, el tema gira en torno a la contaminación del aire y cómo este problema afecta a millones de personas en todo el mundo.

Respirar aire puro es un derecho implícito en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. En varios países es, además, un derecho constitucional.

La contaminación del aire no sólo representa un problema sanitario, sino económico: cada año la contaminación del aire le cuesta a la economía mundial más de $5.000 millones de dólares en costos de asistencia social, según el Banco Mundial.

Afecta tanto a ciudades, como a zonas rurales, aunque según estadísticas los países y sectores más pobres son los más afectados.

Aquí, te contamos 6 motivos por los cuales debemos actuar contra la contaminación del aire:

-Emergencia sanitaria: La contaminación del aire es una amenaza para la salud pública que, tiene efectos mortales. Enfermedades respiratorias como asma o enfermedades del corazón pueden ser causadas por aire contaminado. Nueve de cada diez personas en todo el mundo están expuestas a niveles de contaminación que superan los niveles de seguridad señalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El organismo además, difundió que cada año es este tipo de contaminación es causa de 7 millones de muertes prematuras.

-Niños, los más vulnerables: El 93% de los niños respiran aire altamente contaminado. Esto provoca 600.000 muertes infantiles por año en todo el mundo. Además, los tóxicos en el aire pueden perjudicar el desarrollo del cerebro, ocasionando discapacidades cognitivas y motoras.

-Más pobreza, mayor riesgo: Las personas con pocos recursos materiales están más expuestas a este tipo de contaminación, ya que las tecnologías limpias para cocinar o calefaccionar el hogar suelen estar fuera de su alcance. Cerca de 3.000 millones de personas queman combustibles sólidos o kerosen dentro de sus viviendas. Las ciudades más pobres también sufren mayor contaminación del aire exterior. Según la OMS, el 97% de las ciudades en países en vías de desarrollo no cumplen con los niveles mínimos de calidad del aire.

-Agricultura: Esta actividad es fuente importante de contaminación del aire, ya que el ganado produce metano y amoníaco. Alrededor del 24% de todos los gases de efecto invernadero emitidos en todo el mundo provienen de la agricultura, la silvicultura y otros usos del suelo.

-Residuos: La quema de residuos a cielo abierto y los desechos orgánicos en los vertederos liberan a la atmósfera dioxinas nocivas, furanos, metano y carbono negro. A nivel mundial, se estima que 40% de los residuos se quema de esta manera. Nuevamente, este problema afecta con mayor dureza a los países no desarrollados.

-Transporte e industria, los principales responsables: La producción de energía -centrales eléctricas o generadoras de diesel- es una de los principales contaminadoras del aire. El transporte mundial, por su parte, representa casi un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía.