Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

Capacitar al personal en Primeros Auxilios: un beneficio para todos

En los últimos años se está viendo un cambio de mentalidad: las empresas cada vez más están tomando conciencia de la importancia de capacitar a su equipo de trabajo en primeros auxilios. Lo que antes muchos veían como un gasto de dinero o pérdida de tiempo, hoy lo consideran una inversión que puede traerles no sólo ventajas en la seguridad de los empleados sino evitarles grandes pérdidas económicas.

Por supuesto, todavía falta mucho camino que recorrer. Si bien es una tendencia en crecimiento, todavía son muchas las organizaciones que no dimensionan la relevancia de contar con personal capacitado para reaccionar correctamente en situaciones de emergencia.

Un estudio publicado por la revista The Lancet el año pasado reveló que entre las principales causas de muerte en la Argentina figuran las cardiopatías isquémicas, las enfermedades respiratorias bajas, las enfermedades cerebrovasculares y el EPOC. Ante este panorama, el saber realizar maniobras de RCP es clave.

Las acciones que una empresa puede implementar en cuestión de Primeros Auxilios van desde organizar capacitaciones para sus empleados hasta otras más básicas, como el uso correcto de un botiquín. No alcanza sólo con tenerlo, sino que debe estar en un lugar adecuado, al alcance de todos y completo, con todos los elementos necesarios en una situación de emergencia. Además, todas las personas que trabajan en la empresa deben conocer su existencia y ubicación.

Además, todas aquellas empresas con concurrencia masiva están obligados a tener un desfibrilador externo automático (DEA), según la ley 4077, con personal capacitado para su uso. De todas formas, más allá de las normativas, muchas empresas están incorporándolos en forma voluntaria, más allá de la obligatoriedad.

Las capacitaciones de primeros auxilios deben tener un importante componente práctico para saber cómo realizar correctamente las maniobras de RCP, por ejemplo. Es importante que durante su dictado se realicen simulacros para que todos los empleados conozcan los protocolos de seguridad.

En los cursos que brindamos desde Hazmat Argentina, los participantes practican cómo controlar los signos vitales, realizan maniobras con sus compañeros y realizan simulacros de rescate. Se enfocan en saber cómo actuar ante diferentes escenarios con víctimas y se dan herramientas para saber qué hacer (y qué no) en casos de hemorragias, fracturas y quemaduras, así como también qué maniobras realizar, por ejemplo, ante una obstrucción de tracto respiratorio superior.

Se aconseja repetir regularmente (al menos una vez al año) las actividades teórico-prácticas para permitir que los conceptos fundamentales sean internalizados y para alcanzar la destreza necesaria para el desempeño eficaz en casos reales.

Entrenar al personal de una empresa puede prevenir muchos accidentes laborales. Una atención inmediata a la víctima puede no sólo salvarle la vida sino evitarles lesiones irreversibles.