Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

¿Cómo actuar en caso de ingesta de sustancias químicas dañinas?

Las intoxicaciones pueden ser causadas por ingesta, inyección, inhalación o cualquier exposición a una sustancia química dañina. La mayoría de estos envenenamientos suceden por accidente, ya sea en el hogar o en el trabajo. En esta nota, hablaremos sobre las intoxicaciones por ingesta y cómo se debe actuar en estos casos para socorrer a la víctima.

  • El primer paso es identificar la sustancia ingerida. Los tóxicos pueden ir desde productos de limpieza domésticos, hasta agroquímicos o incluso plantas. Esto es esencial para el éxito del tratamiento.
  • Luego, será necesario determinar qué cantidad se consumió y en qué momento, es decir, hace cuánto tiempo la víctima tiene la sustancia en su organismo.
  • Mientras tanto es vital llamar al 0800-333-0160 (Centro Nacional de Intoxicaciones del Hospital Posadas) o al número de emergencias correspondiente a tu localidad (107, por ejemplo, en Ciudad de Buenos Aires). Desde estas líneas, especialistas lo guiarán en el procedimiento.
  • Nunca se debe provocar el vómito en la víctima. Esto puede dañar aún más su garganta y bloquear las vías aéreas.
  • Tampoco se le debe ofrecer nada para beber, a menos que el centro de información toxicológica le indique lo contrario.
  • Después de todos estos pasos, llevá a la víctima a la guardia del hospital más cercano.

¿Cómo prevenir estos accidentes?

La mejor recomendación siempre es prevenir. Los niños de la casa son los que están más expuestos a este tipo de riesgos, ya que por su curiosidad natural, suelen exponerse con más facilidad a sustancias peligrosas.

Es importante guardar los productos de limpieza, venenos y remedios en lugares altos, que no estén al alcance de los más chicos (en un lugar alto o bajo llave).

También deben guardarse en su envase original. Jamás guardar productos químicos en envases de alimentos, como botellas de bebidas, porque pueden consumirse por error.

No dejar cebos de veneno al alcance de niños.

No automedicarse, ni medicar a terceros sin la indicación de un médico.