Hazmat Argentina Empresa con el sistema de calidad certificado por DNV GL ISO 9001

10 consejos para evitar los golpes de calor

Las altas temperaturas y, en especial, la seguidilla de varios días con calores intensos, pueden provocar que nuestro organismo comience a perder agua y sales esenciales. Esto se acentúa en climas húmedos, que dificultan la pérdida de calor mediante la sudoración.

Aunque los niños y los ancianos son más vulnerables a sufrir estos golpes de calor (por ser los que menos compensan la pérdida de líquido por transpiración y orina), todos debemos cuidarnos, sin importar la edad.

Debemos estar atentos a varios síntomas: temperatura corporal por encima de los 39°, dolores de cabeza, náuseas, mareos, piel roja, caliente y seca. Además, el pulso y la respiración suelen ser más débiles.

¿Qué hacer ante un golpe de calor? Intentar bajar la temperatura corporal con hielo o un baño de inmersión y consultar inmediatamente al médico. Pero, lo mejor, siempre es prevenir. Acá te damos 10 consejos:

  • Evitar salir a la calle en días de altas temperaturas y, especialmente, en horas de mayor radiación, es decir, entre las 11 y las 15.
  • No realizar actividad física en ambientes calurosos o bajo el sol. Tratar de hacer ejercicio solo en las primeras horas de la mañana o por la noche.
  • No consumir comidas pesadas y abundantes. Elegir frutas y verduras.
  • Evitar bebidas muy frías o muy calientes. Evitar también la cafeína, el azúcar y el alcohol. Este último aumenta la temperatura corporal y favorece la deshidratación.
  • Tomar 2 litros de agua al día. En el caso de los niños, no esperar a que pidan o manifiesten tener sed: ofrecerles constantemente agua o jugos naturales. En el caso de los lactantes, pecho a demanda.
  • Elegir ropa clara, liviana y holgada.
  • Bañarse varias veces al día.
  • No exponerse al sol. Usar sombreros, lentes oscuros y protectores solares.
  • No permanecer en vehículos cerrados y parados.
  • Evitar que el sol entre directamente a tu casa o lugar de trabajo. Cubrir total o parcialmente las ventanas con persianas o cortinas. Esto permitirá reducir la temperatura un 30%.